NO PERTENEZCO A NADIE

-Oye poeta del camino, detente unos segundos. Andas por ahí hablándole a la gente, al mundo, a la naturaleza y al amor; es hora que descanses, que construyas un hogar.

-No buen hombre, no puedo quedarme aquí, ni en ningún otro lugar. Hace muchos soles que estoy caminando y aún hoy tengo que continuar mi peregrinaje y ¿sabe por qué?, porque no pertenezco a nadie.

-Preste atención a la historia que le voy a contar, y así comprenderá buen hombre porque no me puedo quedar.

Un día siendo yo joven, quisieron atesorar todo mi ser, pero no entendieron cuando les dije, que mi alma estaba más allá de lo que se podía tener.

reconocer

Trataron de impedir el vuelo que mi juventud reclamaba, más no callaron el deseo que en mi corazón aún brotaba.

¿Cómo hacerles entender que aunque aprisionarán mi mirada, no destruirían jamás la belleza que con ella fue contemplada?

Podían tener mi cuerpo, saber lo que buscaba, quitarme mi orgullo, revelar mis secretos; pero con todo y eso, no me doblegaron, encendieron mi soberbia y mi voz aún gritaba. ¿Se puede humillar un corazón que tiene por arma la verdad y la rebeldía por escudo?

Podían tener mi piel, verse reflejados en mis ojos, llegar hasta mi sonrisa, sentir mis enojos, enjugar mis lágrimas, entender mis esperanzas; pero jamás descubrieron la esencia de lo que en mi interior guardaba.

Intentaron cambiarme, buscaron semejanzas, dieron razones y mis excusas no fueron escuchadas; quisieron que olvidara mis vivencias logradas, me negaron el perdón de mis pecados ignorados y así lograron que mi corazón, del de ellos, estuviera por siempre separado.

Me podían escuchar, adivinar mis palabras, mezclarse en mis sueños, palpar mis sentimientos; pero no supieron lo que encerraba mi ser, la verdad que se escondía en todo mi pensamiento, de quiénes eran mis verdaderos dueños y de cuántos en  mi vida podían entrar.

Quizás presentían mi soledad, mi amargura y mis deseos de amar y trataron de darme cobijo dentro de tanta frialdad, llenarme de dulzura y hacerme olvidar; pero no era para darme una mejor vida, sino para ellos, hacer su voluntad.

Quisieron obligarme a querer, a demostrar lo que sentía, que calmara sus necesidades, que callara lo que dolía; más le hice comprender que el cariño no se obliga donde existen las maldades y que mi amor resistía, a estas y a otras mezquindades.

Juzgaron toda mi historia, todo un ayer, lo que no quise hacer en cada una de mis horas, de lo que soñé y no confesé, de lo que recibí y no devolví; pero no llegaron a saber que antes que ellos, yo fui mi propio juez, y que hoy llevo conmigo la sabiduría que en mis años juveniles hubiera querido tener.

llave

-Ve usted buen señor, para ese entonces buscaba la vida, lo que yo creía que era la realidad, no quería pertenecer a nadie para que no se robara mi libertad, no quería comprometerme porque arriesgaba mi seguridad. Y así pasó el tiempo y me hice viejo y por eso no tengo a nadie que quiera acompañarme, y mi voz solo es escuchada por el viento, quien la transmite a los demás.

-De allí, que vaya solo por estos parajes, porque todavía hoy, no pertenezco a nadie.

-Oiga poeta errante, ahora comprendo su gran desventura con esto que usted me cuenta, pero quédese tranquilo, usted no pertenece a nadie, porque de hoy en adelante, pertenece a todo el mundo.

“El valor de un hombre no se determina por lo que posee, ni aun por lo que hace, sino que está directamente expresado por lo que es en sí mismo”. Aristóteles.

SIBONEY PÉREZ V.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecimiento Personal, Psicología y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s