EL CLUB DE LOS EMPERADORES

hqdefault

Tengo la convicción que la función que como docente ejerzo es una de las profesiones  más  loables que puede tener un país para forjar las generaciones del futuro, generaciones de bien, enseñarles a tantos a gobernarse a sí mismos, inculcarles valores universales para que hagan de este mundo un lugar mejor.

Esta película es el claro ejemplo del profesor que no sólo enseña, sino, que asume  el compromiso de formar mejores seres humanos. “Enseñar a los jóvenes a contar es bueno, pero enseñarles lo que realmente cuenta es mejor”, dice una de las frases de esta película.

William Hunder, un profesor, ya maduro, ha sido convocado a un lujoso hotel para una reunión de antiguos alumnos suyos. Aquella generación del curso del año 1972, en la prestigiosa escuela de St. Benedict.

Hundert, el profesor, está claro en su misión  y propósito de vida: no sólo enseña una asignatura; ante él hay personas, jóvenes, con toda una vida por delante, con sueños por cristalizar y conquistar y que en el futuro ocuparán posiciones importantes en la sociedad. Él sabe que puede contribuir a moldear su carácter, ayudarles a forjar su personalidad.

El tema central de la película narra la relación entre el Profesor William Hundert, quien enseña cultura clásica del mediterráneo, especialmente de Grecia y de Roma, en un destacado centro educativo, en Estados Unidos y un alumno nuevo llamado Sedgewick Bell, quien es hijo de un poderoso senador. Bell es un adolescente inteligente, rebelde, caprichoso y protegido por el poder del padre. El profesor considera que su misión es inculcar al alumno los valores que define el centro educativo, utilizando los contenidos de su asignatura, como medio para forjar el carácter y la responsabilidad personal.

En un momento, ya iniciado el curso, Bell ingresa al centro educativo y al curso que imparte dicho profesor. Es un joven muy listo y al mismo tiempo muy narcisista y egoísta. Está sometido a una enorme presión por parte del padre senador, quien no le proporciona  nunca un trato amable, presta mucha atención y no se ocupa casi de él, pero que sí desea su triunfo social. La actitud mostrada por el estudiante, desde el inicio, es la típica conducta de alguien que desea llamar la atención, con lo cual altera el orden normal del grupo de la clase.

Las acciones del joven van contra las ideas y principios del docente; en muchas ocasiones se dan interrupciones a la clase con juegos absurdos y hay un momento en que el profesor, casi que desesperadamente, lo humilla públicamente y reta al estudiante para que haga un cambio. La medida surte su efecto y el joven acepta participar en un concurso; llega hasta instancias finales con mucho estudio, dedicación y algo de ayuda del profesor.

1255349240540_f2Sin embargo, en la fase final el joven incurre en un fraude, situación de la que se da cuenta el profesor y de manera astuta y estratégica hace que la última pregunta no pueda ser respondida por Bell.

El Profesor quien tiene una innegable vocación para la enseñanza, también tiene sus defectos o debilidades. Tras un continuo juego de tira y afloja con el joven Bell, parece que éste comienza a sentir interés por las cosas, lo que lleva a que el Profesor Hundert cometa una injusticia con otro alumno para afianzar la confianza del adolescente, al que realmente llega a tomar mucho efecto.

Después de transcurridos 20 años, hay un reencuentro de la generación del curso del año 1972. No es por casualidad, pues Bell pretende limpiar su imagen ante sus viejos compañeros y ante el profesor a través del mismo concurso en que participaron cuando jóvenes. El fraude está de nuevo presente, en las manos del ahora adulto Bell, convertido en un hombre poderoso y de éxito pero que, al igual que en el colegio, sigue siendo un personaje de ética dudosa y que aquello que el profesor creyó haber logrado veinte años atrás, no fue más que una impostura por parte del alumno; a partir de este momento, el profesor se ve obligado a romper las normas para realizar un acto de justicia, quien aplicó la misma estrategia para que éste no ganara el concurso.

La película muestra el fin que tuvo Bell por no enmendar sus errores, por su falta de esfuerzo e interés en los estudios, por conformarse con lo que sabía y no querer dar más de sí mismo, tomándose todo a broma, llegando a ser una persona mediocre y sin valores. Igualmente, invita a la reflexión para aprender de nuestros errores y de enmendarlos, en vez de permitir que se repitan de nuevo, nos recuerda que quien desconoce su pasado, está condenado a repetirlo. También nos enseña a valorar las oportunidades que tenemos en la vida y ser cada vez mejores personas, con nosotros mismos y con los que nos rodean.

Plantea un tema moral y ético y nos deja la moraleja acerca de ser justos en todo momento a pesar de lo que se  tenga que sacrificar, también nos hace ver la generosidad humana y la pasión con la que un profesor saca adelante a sus alumnos a pesar de los obstáculos, la motivación para moldear la personalidad y el carácter de ellos.

Destacan varias frases muy interesantes a lo largo de la película que quiero plasmar, pues invitan a una revisión más profunda de las acciones que emprendemos y de las consecuencias de las mismas:

  • “El final depende del principio”
  • ” El carácter de un hombre es su destino”
  • ” La sabiduría adquirida debe usarse para los demás y para uno mismo”
  • “Lo que importa no es vivir, sino vivir correctamente”
  • “Con el pasar del tiempo una oportunidad perdida se pierde para siempre”

Esta película tiene una trama que recuerda a la película El Club de los Poetas Muertos. En donde ambos profesores tienen algo en común, no sólo imparten su asignatura a los jóvenes, sino que también los preparan para la vida, ayudándoles a forjar el carácter y construir un mejor destino para ellos.

El hecho de enseñar, de transmitir o de formar a una persona, es un arte cuyos resultados no son tangibles en el corto plazo. Para mí es un proceso amplio, delicado y muy enriquecedor. Es un crecer conjunto, es el enseñar y el aprender simultánea y recíprocamente. Es entregarse para poder recibir de un SER HUMANO a otro SER HUMANO.

afiche

 SIBONEY PÉREZ V.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecimiento Personal, Películas de Equipaje y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s