EL CAMINO A LA REALIZACIÓN PERSONAL

LOGRAR OBJETIVOS PARA LA SATISFACCIÓN  Y BIENESTAR

logro3Como seres humanos, tenemos con nosotros todo una gama de potencialidades y talentos que nos hacen grandes para conquistar nuestros sueños y metas. Lograr traspasar de un estado de insatisfacción o no deseado porque nos causa malestar, frustración a uno, que nos proporciona satisfacción y nos hace sentir plenos.

Todo lo que somos como personas es el resultado de lo que pensamos, sentimos, comunicamos y hacemos. De allí, que los objetivos, sueños y metas que deseamos alcanzar, deben estar precedidos de un cambio en nuestros esquemas o mapas mentales, de esas creencias que nos limitan o frenan, para dar paso a caminos, vías y rutas que nos lleven a donde queremos llegar.

La única manera de llegar a donde queremos llegar, es teniendo muy claro lo que queremos lograr, tener claridad y certeza de nuestros propósitos y acordes con nuestras expectativas.

Hay diversas maneras o vías que nos facilitan llegar a ese destino deseado. Sin embargo, el principal, es tener los objetivos deseados enfocados permanentemente, de manera que evitemos desviarnos de él, aún y cuando se presenten obstáculos o estemos rodeados de incertidumbre.

Si tenemos formas de pensar y de actuar más efectivas desde las que hasta ahora hemos tenido, saldremos adelante y podremos alcanzar niveles de crecimiento, expansión y desarrollo, con una visión ampliada para crear a voluntad los resultados que queremos alcanzar.

Cada uno de nosotros es merecedor de grandes cosas y grandes realizaciones, si somos capaces de emprender nuestro proyecto de vida, es decir, el por qué hacemos lo que hacemos y las razones para emprender la lucha diaria y movilizar todos nuestros recursos vitales para lograr ese bienestar y satisfacción personal.

¿CÓMO LLEGAR A LA REALIZACIÓN PERSONAL?

realización 2

1.CREA CON DETALLES LO QUE DESEAS

Lo primero es alinear todos esos detalles a ese propósito de logro y realización. Crear una ruta y una visión e inyectarle fuego, es decir, PASIÓN y COMPROMISO, la energía que nos inspira para querer dejar huellas y trascender.

Lo que queremos y deseamos debe cumplir con unas condiciones: estar muy claro y comprensible para nosotros mismos; debe ser muy específico en cuanto a lo que queremos realizaciónlograr, de forma que no haya confusión con otros objetivos. Tiene que haber coherencia, es decir, estar en sintonía con una misión y visión personal. Además hay que precisar tiempo de alcance y consecución para que nos motive a su realización;  los objetivos deben ser posibles de alcanzar para que sean percibidos como estimulantes. También deben ser medibles, de forma tal que se sepa cuáles se han logrado o saber cuánto falta para hacerlo. Es beneficioso, establecer una jerarquía de ellos para determinar la importancia o urgencia que tienen de ser conseguidos y por último, debemos darles flexibilidad, de manera  de poderlos redefinir o adaptarlos a las circunstancias o condiciones inesperadas que puedan presentarse o por si hay que tomar nuevas decisiones.

Los éxitos y realizaciones no suceden por casualidad, ellos son resultados de una interacción sistémica de causas y condiciones, es decir, cuando distintos factores y agentes se concretan y combinan para permitir que lo que queremos, ocurra, “para que demos a luz” a nuevas ideas, propósitos y sueños.

En este sentido, es necesario tener claridad de las interrelaciones y conexiones existentes para hacer posibles dichos objetivos, es decir, los resultados y efectos que pueden generar en el entorno en el que nos desempeñamos y en nosotros mismos. Es conectarnos con las razones de por qué hacemos lo que hacemos, con lo trascendente de nuestra existencia. Es descubrir la misión y vocación específica y concreta que exige su cumplimiento.

2.MISIÓN Y VOCACIÓN

Es responder a las preguntas ¿qué estoy buscando?, ¿qué quiero?, ¿quién soy y en quién me logroquiero convertir?, ¿cuáles pensamientos privilegio y a cuáles les doy fuerza?, ¿qué emociones me dominan la mayoría de las veces?, ¿cuáles son mis fortalezas y puntos débiles para abordar los aspectos que me acercan o alejan de mis objetivos?, ¿qué me interesa de la vida?

Las respuestas exigen autoconocimiento de quiénes somos y hacia dónde queremos ir. Es hacernos conscientes de en dónde estamos enfocando nuestras energías. Es determinar a qué situaciones, personas o cosas le estamos dedicamos la mayor cantidad de tiempo, atención e intención. De esa forma, se pueden redireccionar los esfuerzos y dirigirnos de forma más clara y contundente hacia lo que se considera más importante.

Habiendo descubierto o clarificado nuestra Misión, ese propósito esencial, el siguiente paso es definir una VISIÓN, saber dónde estamos en los actuales momentos y determinar a dónde queremos llegar. Es trazar la ruta para calcular tiempo, recursos, personas, costos, etc, que podrán contribuir a definir ese estado deseado de vida, con esos logros concretos. Aquí es fundamental además del enfoque nítido y preciso de detalles, la actitud, motivación y la confianza que imprimamos en su diseño y elaboración. El entusiasmo, la coherencia y constancia son fundamentales como recursos psicológicos para acompañar la visión.

 3.IDENTIFICA TUS VALORES

Otro aspecto a considerar para lograr esa satisfacción y bienestar personal, es tener claridad de cuáles son nuestros VALORES, esa brújula interna que nos indica qué cosas son importantes y valiosas en nuestras vidas, sobre qué plataforma colocamos nuestras decisiones diarias. Son nuestro código personal de vida, nuestras propias Tablas de Moisés, nuestros mandamientos particulares que demarcan lo bueno y lo malo, nuestros ideales. Ellos operan, en función de nuestros objetivos trazados, como los ejes rectores de nuestras decisiones y actos diarios. Estar en consonancia, coherencia y consistencia con nuestro propio sistema de valores, es tener una base de sustentación para nuestro estado logro 2interno de satisfacción y bienestar. Sólo así, podemos garantizar que nuestros esfuerzos están encaminados hacia el logro deseado. Hay que tener claridad en cuáles son los valores que profesamos y nos acercan al bienestar y éxito y que nos hacen sentirnos a gusto con nosotros mismos.

Ahora bien, no es suficiente saber nuestro punto final de llegada, es necesario, en la ruta que nos trazamos, conocer el mapa y los caminos que nos conducirán hasta allá. Para ello, el siguiente paso es tener un PLAN, que nos facilite el viaje hasta el destino soñado, iniciar las acciones para su alcance. Saber qué ruta tomaremos, si haremos paradas, cómo llegaremos, cuándo lo haremos, dónde buscaremos suministros, quiénes nos acompañarán. Las respuestas a estas preguntas nos proporcionan certeza y confianza, pues tenemos un margen de maniobra y de control sobre ciertos factores  y nos ayuda a estar preparados ante lo inesperado e imprevisible.

4.FOCALIZA TUS TALENTOS Y RECURSOS

Para conquistar nuestros propósitos, NO es la suerte la que hará posible su conquista, serán todas aquéllas cosas, que empleadas de manera consciente y oportuna, nos permiten acercarnos de manera positiva a nuestros objetivos. Nuestras capacidades, habilidades, aptitudes, destrezas, son nuestro pasaporte para alcanzar nuestra satisfacción y bienestar personal. Saber cuáles tenemos y cómo las usamos, nos abren las puertas a la prosperidad, por cuanto en nosotros ya yace una enorme posibilidad. Es imprescindible conocerse a uno mismo. Hay que conectarse con lo mejor que tenemos, cultivar nuestras capacidades y recursos propios. Conocer las propias limitaciones y crear oportunidades para superarlas.

5.MOVIMIENTO Y ACCIÓN

Por último, el movimiento y la acción son la base del logro. Ponerse en marcha con lo que se tiene para que la inercia nos vaya empujando al objetivo. caminoCuando emprendemos la marcha, las oportunidades y las respuestas que necesitamos, van emergiendo. La acción es la única garantía para producir resultados y es la diferencia entre lo deseado y lo obtenido. Estamos hechos para movernos, por lo tanto, si quieres logar tus sueños, ¡Muévete desde este momento!, deja la apatía.

Eres grande y estás destinado para realizar hazañas grandes. Tú puedes y debes desplegar tus potencialidades para tu mejoramiento y desarrollo personal.

Quiero terminar con unas palabras de Ovidio ” El éxito justifica la acción”. No cualquier éxito, sino el que haga crecer como ser humano y hacer un mundo mejor.

Siboney Pérez V.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecimiento Personal, Psicología y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s