EL TIEMPO ES AHORA

Reloj¿Cuántas veces has mirado por el espejo retrovisor de tu vida para arrepentirte por cosas que no hiciste?, ¿Qué no dijiste?, ¿Mirando esos pasos inconclusos que no marcaste en la arena del tiempo por miedo, indecisión, cobardía?

Voltear la mirada al pasado, no cambia absolutamente nada de lo que hicimos o dejamos de hacer, sólo son un cúmulo vagos recuerdos y experiencias que quedaron en la impronta del tiempo, sus efectos, sentidos o no, ya ocurrieron para bien o para mal.

Todo lo que hagamos en un momento dado es el resultado de lo que pensamos y sentimos en ese instante, lo hicimos porque creíamos que era nuestra mejor opción y con base en ella, actuamos. Tal vez, nos dejamos llevar por la pasión, por el ofuscamiento, por el dolor, por nuestros miedos, afectos; pero eso somos nosotros, la sumatoria de estados emocionales más las situaciones que vivimos en un momento dado, y lo que pensamos sobre lo que nos está ocurriendo en ese instante.

Vivimos clamando por un presente ideal donde lo imperativo es el día a día, que dejemos el ayer donde está, sin tocarlo, sin revivirlo y que el futuro sólo es una imaginación, un sueño envuelto en las tinieblas de una esperanza.

Ciertamente, el pasado y el futuro son estados mentales, el pasado una vez fue presente y el futuro será pasado en algún momento. Almacenamos datos, información, sueños, ilusiones, anhelos, todo como parte de lo que vivimos diariamente; nuestra mente en su vertiginosa actividad, no nos da tregua para asimilar esos diferentes estados mentales que son estas líneas de tiempo en las que nos movemos continuamente.

Muy a menudo, nuestro futuro es sólo una proyección de nuestro pasado, utilizamos toda esa información que tenemos almacenada, para extrapolarla a lo venidero, a lo esperado y ansiado. No existe ese futuro, sólo hay presente. Sólo existe lo que está sucediendo “aquí y ahora”, no “allá y entonces”, ni “más allá y después”. Nuestra mente se enfoca la mayoría de las veces en eventos venideros, que queremos que ocurran, “cuando termine ….., voy hacer….., “cuando tenga tiempo quiero……., cuando deje de trabajar………, cuando……, cuando…….., cuando………. Siempre condicionando las cosas a algún hecho que no existe aún, cosas que sólo queremos que pasen.

Reloj 3

Pasado….Presente….Futuro

Nuestro ego necesita de esas condiciones para poder asir, aprehender el hoy, para poder sobrevivir en el hoy, al verdugo diario de nuestra vida, para poder gestionar con relativa eficiencia la realidad en la que nos movemos. No sabemos movernos en el aquí y ahora porque cuando tenemos un pensamiento o tomamos una decisión, ésta ya está basada en algo que ha pasado. No podemos capturar el presente, por eso se nos hace difícil vivir en él.
En realidad todos vivimos en el presente. Es imposible no hacerlo. No puedes escapar del presente. Está aquí. Estás leyendo esto ahora y estás en ese segundo que es tu presente. Y luego ese otro, y luego otro más. Queramos o no, estamos siempre en el presente. Otra cosa muy diferente es donde está nuestra mente.

El presente es efímero, fugaz, pero es lo único que tenemos, ¿lo estamos aprovechando de la mejor manera?, sólo somos capaces de interpretar con base a lo ocurrido en el pasado, o con base a las proyecciones futuras que podemos hacer con respecto a lo que va a pasar. No tenemos poder sobre el presente, mucho menos sobre el futuro.

El presente nos da miedo y amenaza nuestra supervivencia. Nuestra mente no nos permite vivir en el presente y se ocupa que tengamos siempre pensamientos en nuestra cabeza o bien relacionados con el pasado o bien con el futuro.

Para vivir en el presente, tenemos que estar focalizados en el “aquí y ahora”, sin utilizar los filtros mentales a los que estamos acostumbrados, el presente es lo que existe entre un pensamiento y otro. Vaciar la mente y dejarla en blanco.

No es fácil vivir el presente. Hay que focalizarse en el ahora y ser conscientes, realmente conscientes, de cada momento que nos está sucediendo, lo cual puede resultar abrumador e incluso aterrador.

El presente es la única oportunidad que tenemos de hacer las cosas diferentes a cómo hemos venido haciéndolas, a reedificar, reconstruir e incluso honrar aquello que vivimos, hicimos o dijimos, no debemos lamentarnos por nuestro pasado, sino, más bien encontrar valor en lo que dejamos atrás; o en palabras del poeta William Wordsworth, en su Oda a la Inmortalidad, “aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no debemos afligirnos, porque la belleza subsiste en el recuerdo”.

Si vas a mirar de nuevo tu pasado que sea para preguntarte ¿qué harías si pudieras volverrecuerdos a vivir los momentos más importantes de tu vida?, ¿qué cosas harás diferente a partir de ahora?, ¿qué aprendizajes y lecciones te han dejado?, ¿qué cosas de ti mismo (a) has aprendido?, ¿qué puedes cambiar de ahora en adelante para no cometer los mismos errores?. De ese pasado, ¿qué cosas dejarías y cuáles no?. ¿Qué personas te acompañarán y eliges para estar ahora contigo?, ¿qué palabras dijiste a alguien que no querrás volver a decir?, ¿hay personas a las que les guardas resentimiento?, ¿personas a las que aún les debes una disculpa?, ¿alguien a quién quisieras decir algo y aún no lo haces?, ¿Qué esperas? Sólo tienes este momento, no sabes si habrá un después.

El futuro es sólo una promesa, un anhelo, un deseo, del cual a veces queremos sujetarnos férreamente, porque no nos atrevemos a vivir o como dice Alberto Navarro “es mejor vivir creyendo en cosas que no son ciertas, que un ensueño se nos borre y una ilusión se nos pierda”.

Limpia tu corazón, pasa por el fuego abrazador de examinar tu vida a la luz de tus principales acontecimientos y momentos vividos, para que puedas salir con el alma y la mente dispuestas a vivir una vida diferente, donde tu pasado, es una fuente de crecimiento y sabiduría; tu futuro, el resultado de los momentos que decidas tener hoy y tu presente, el efímero momento del ahora, el rayo de luz que no queda atrapado en las arenas del tiempo.

Siboney Pérez V.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecimiento Personal, Psicología y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL TIEMPO ES AHORA

  1. Gilbert Paredes dijo:

    Totalmente de acuerdo….! Hay que vivir en Equilibrio y Armonía.
    Quiero plasmar en este comentario, El discurso de Despedida del Presidente de la Coca-Cola (Bryan Dyson) considerado el más corto, con el cuál me identifico Plenamente, ya que toca 5 puntos que también considero “Regla de Oro” para todo profesional, y es dato pertinente en este Tema :
    “Imagina la vida como un juego en el que estas malabareando cinco pelotas en el aire”.
    Estas son: Tu trabajo, Tu Familia, Tu salud, tus amigos y Tu vida Espiritual, Y tú las mantienes todas en el aire.
    Pronto te darás cuenta que el trabajo es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará. Pero las otras cuatro pelotas: familia, Salud, Amigos y Vida Espiritual, son frágiles, y como de cristal. Si dejas caer una de esas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada. mellada, dañada e incluso rota. Nuca Volverá a ser lo mismo.
    Debes entender esto: apreciar y esforzarte por conseguir lo más valioso. trabaja eficientemente en el horario regular de oficina y deja el trabajo a tiempo. dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos. Haz ejercicios, come y descansa adecuadamente. Y sobre todo… crece en vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno. Shakespeare decía: Siempre me siento feliz, ¿Sabes por qué? Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele.
    Los problemas no son eternos, siempre tienen solución. Lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, ¡por eso, ámala!
    Vive intensamente y recuerda: Antes de hablar…¡Escucha! Antes de escribir…¡Piensa! Antes de criticar…¡Examínate! Antes de herir…¡Siente! Antes de orar…¡Perdona! Antes de gastar…¡Gana! Antes de rendirte… ¡INTENTA!

    Antes de MORIR……¡VIVE!……….

    Saludos……..

    GP

    • Siboney dijo:

      Hola Gilbert, los consejos de Bryan Dyson son excelentes. Hay que tener equilibrio en la vida para que sea plena y satisfactoria. Porque como tu mismo estás diciendo que no nos llegue la muerte, sin haber vivido plenamente. Cada momento es único e irrepetible, por eso es que hay que aprovecharlos al máximo, disfrutar de la familia, pareja, amigos y todo lo que hagas. Cuando se disfruta y se vive plenamente, conscientes del aquí y ahora, fluimos y pareciera que el tiempo detuviera, cosa paradójica, la forma en que percibimos que el tiempo se nos va. Gracias por estar aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s