CUANDO SUFRIMOS UNA PÉRDIDA

 

images[1]Hoy se cumplen 5 meses que perdí a mi mamá, el Señor la llamó a su lado a los 85 años de edad. Partió sin sufrimiento, sin dolor, partió en silencio, pero su ausencia grita cada día, porque el vacio que uno siente es muy grande. Partió la amiga, la confidente y consejera.

Uno siente que se ha quedado sin raíces, sin nada de qué asirse, llamarla y escuchar sólo silencios y la visión tenue de miles de recuerdos.

Como psicóloga, sé que el duelo es un proceso natural que se sigue después de una pérdida significativa. Uno sabe que se ha superado la pérdida y completado el duelo, cuando somos capaces de recordar aquello que se perdió sin sentir dolor y no causa ya la sensación de vacío.

images9GDWBU93

Sé que aún estoy en ese proceso, todavía duele, la extraño y la siento. No ha habido ningún día desde que se fue a la tierra de los ángeles, que no haya pensado en ella, que no la nombre en mis oraciones, que no le pida que nos siga cuidando.

Sé que llorar a alguien es una parte del proceso normal de reacción ante la pérdida. Sigo llorando esa ausencia, ese vacío, esta pena.

Hoy trato de seguir las recomendaciones que le doy a muchos de mis clientes y amigos cuando pasan por procesos similares, es decir, expresar lo que sentimos, no tragarnos el dolor, el llanto, el miedo, o lo que sea que se estemos sintiendo. Por eso, hoy quise expresar y compartir con ustedes estos sentimientos que me anudan la garganta y me encogen el corazón.

Sé que tengo que mirar al futuro. Esta pérdida tan significativa no quiere decir que la vida haya terminado. Al contrario, me recuerda como creyente y practicante de la Fe Cristiana, que ella ha sido llamada a la Tierra Prometida, a la Vida Eterna. Este pensamiento me ha dado la fortaleza y la entereza para aceptar los designios de Dios. Para mirar con optimismo el porvenir y sentirme agradecida porque la pudimos disfrutar y tener con nosotros por tantos años.

Agradezco a todos los que han estado a mi lado y al lado de mi familia en momentos tan difíciles y dolorosos, sus palabras y compañía han sido un soporte fundamental.illustration-163550_150

Si conoces o tienes en estos momentos a una persona que esté, al igual que yo, pasando por un proceso de duelo, te recomiendo hagas lo siguiente:

  • Ten paciencia. Podemos estar movidos por muchas emociones que se precipitan como un torbellino y nos pueden hacer perder el control.
  • No hace falta hablar, que digas nada. Sólo ten la disposición para escuchar.
  • Cuando se está pasando por un proceso de duelo no hay que animar o tranquilizar a la persona. Acompaña y simplemente está.
  • Como parte de la disposición a escuchar es necesario dejar que quien está en duelo se desahogue. Esto implica respetar su llanto, dejar que hable, e incluso que exprese su ira o su tristeza.
  • El contacto es importante. Una llamada por teléfono, un correo electrónico, pueden ayudar a encontrar consuelo y que quien vive el duelo, lo supere.

Para terminar, quiero dedicarle unas palabras a ese ser que me dio la vida y a quien profundamente deseo honrar en este espacio.

Quiero decirte mamá que te recordamos, que nuestro corazón se estremece cuando lo hacemos. Que no ha sido fácil el no verte más, pero tenemos el consuelo de saber que estás en un maravilloso lugar, el cielo. Porque es ahí donde estás ahora, con los ángeles.

Sabemos que en este mundo orabas por nosotros, tu amor nos sigue tocando y tus oraciones son escuchadas. Te recordamos y se nos llena el alma de gozo por todo lo que nos diste mientras estuviste junto a nosotros.

Te recordamos y renacen tus abrazos y tus palabras de aliento. Seguimos aquí, recordando tu amor y amando tu recuerdo.

Levantamos una oración de amor para un ser que dio tanto por nosotros y que hoy no pueden ver nuestros ojos, pero que en nuestras almas, sigue latiendo su corazón.

imagesP7OVJLZB

Siboney Pérez V.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Psicología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a CUANDO SUFRIMOS UNA PÉRDIDA

  1. Gilbert Paredes dijo:

    Hola Siboney, siempre será un gusto en saludarte… Realmente siempre he pensado, que en la vida, las cosas no se dan por puro azar, todo tiene un mensaje, un significado, una razón.. No te conocí por casualidad; al iniciarme en este maravilloso mundo del Coaching, mi objetivo siempre fue claro, y el mismo me impulso a fortalecerlo en unión a mi familia (Hermanos y tíos), que por diferentes razones, nos fuimos apartando y desconectando como tal.. Mi camino inició hace más de año y medio, cuando me di a la tarea de enmendar dicha ruptura, que hoy celebro con gozo por un lado, por que cumplí el objetivo trazado de unión y lazo familiar; pero con tristeza por otro, porque para el día 19 y 27 del presente mes, ya hará tres meses que perdí a mis padres. Se que ellos celebran conmigo desde el cielo tan importante Logro; el cuál disfruto hoy más que nunca. Por eso siento, que las cosas se van dando y sin saber nos vamos preparando, conociendo y llenando nuestra mochila de nuevas experiencias y nuevos amigos, que nos impulsaran a ser mejores y valorar cada momento de nuestras vidas.
    Gracias por compartir tus experiencias y conocimientos, que me han dado más fortaleza para seguir mi camino, gracias, por ser ese guía y amigo invisible, que a través de este medio, nos ayuda a seguir creciendo y a recordarnos que no debemos dejar se soñar, pues este representa la puerta hacia la materialización y logro de nuestros sueños…Saludos. feliz Semana santa.

    • Siboney dijo:

      Hola Gilbert, creo que las casualidades no existen, pero sí las causalidades. Cada persona con la que entramos en contacto es por algo, alguna razón existe para ese encuentro, bien porque debemos aprender algo de ella o porque nosotros podemos dejarle una huella, cualquiera que ella sea.
      Lamento tu pérdida, sé lo que estás sintiendo al respecto, sin embargo, puedes estar seguro que donde se encuentran, están cuidándote y enviando todo su amor a ti. Yo creo que a veces el susurro del viento es la voz de mi mamá, hablándome y dándome su bendición, sé que nuestros seres queridos, mientras estén en nuestros recuerdos y nuestros corazones, están vivos y acompañándonos.
      Me alegro que el objetivo de reunificar a tu familia lo estés logrando, esos son lazos que de manera invisible nos sostienen y nos apoyan. no hay que esperar a que las situaciones se den, nosotros podemos propiciar esos encuentros y estrechar la unión.
      Gracias de nuevo por tus palabras y por acompañarme en este viaje.

  2. Ligia M Cabeza dijo:

    Tu mamá siempre esta en nuestras oraciones, tu y tu familia en nuestros pensamientos. Cada 16 hay una oracion muy especial por alguien sumamente especial.

  3. Ivonne Bozo Villalobos dijo:

    Siempre estarán en nuestro corazón Tía Lina y Mama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s