SOMOS LO QUE CREEMOS

cerebro

Para hablar sobre las creencias y su poderosa influencia en nuestro comportamiento, quiero relatar una historia que refleja cómo lo que pensamos puede afectar nuestras actitudes y los resultados que pretendemos alcanzar.

MaestroUn gran Maestro sabio extendió una viga de madera sobre el piso y les dijo a sus alumnos que debían atravesarla sin tocar el suelo. Todos lo lograron fácilmente y hasta lo repetían jugando y diciendo que no había mayor dificultad en ese desafío que su honorable Maestro les estaba indicando. Sin embargo, el Maestro, observando la actitud de sus discípulos, quiso retarlos aún más y ver quiénes serían capaces de afrontarlo con éxito. Esa noche les advirtió que al día siguiente esa misma viga sería colocada encima de un estanque, en cuya agua vertería un ácido muy fuerte que quemaba la piel, de tal forma que quien cayera al agua sufriría profundas  heridas. Durante la noche los alumnos no durmieron pensando en la peligrosa prueba y de cómo lograrían superarla para no decepcionar a su honorable Maestro. Llegada la hora, el Maestro les dijo que debían atravesar el estanque, caminando sobre la viga. Temblando debido a la inseguridad y el temor que dicha prueba requería, comenzaron a cruzar y la mayoría de los discípulos cayó al estanque con ácido. De inmediato los sacaron y éstos comenzaron a sentir ardores y a algunos hasta les salieron ronchas y sarpullidos. El Maestro no les dejó sufrir mucho y sonriendo les dijo: “La piscina carece de ácidos, solamente le eché tinta verde al agua”.

Esta pequeña historia nos muestra que lo que pensamos y creemos sobre nosotros mismos y sobre las cosas, hace estragos en el organismo y en nuestras vidas. Por eso la importancia de trabajar sobre nuestras creencias, miedos y bloqueos limitantes para transformarlos en creencias potenciadoras, que eleven nuestra autoestima y nuestras capacidades para alcanzar nuestras metas y objetivos.

 Si pensamos y sentimos que algo es verdad, estamos hablando de creencias, ellas son experiencias subjetivas que se presentan tanto en nuestras mentes como en nuestro cuerpo; cuando asociamos un pensamiento con una emoción, estamos generando un fuerte sentimiento hacia algo, a ese algo lo llamamos creencia.

Dependiendo de lo que creamos, resultarán cosas diferentes; la realidad y lo que percibimos de ella se ajustará a nuestras creencias. Como muy bien señaló John Ford, “Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto”.

Ahora bien, hay que destacar que nuestras creencias son programasCreencias21 mentales que hemos heredado, producto de nuestra infancia, educación y proceso de socialización, los vamos incorporando a lo largo de toda la vida y hacen que actuemos en una determinada dirección. Nuestros padres (con sus palabras, gestos, expresiones, ejemplos) aportan todas las herramientas para aprender nuestras creencias. Son programas que tienen una gran influencia en los tipos de lentes que se usan para mirar el mundo. Subconscientemente van a regir todas nuestras acciones importantes.

Al ser programas, podemos intervenirlos, modificarlos y obtener otras coordenadas que nos permitan interpretar la realidad desde otra perspectiva. El trabajo de Coaching permite que podamos analizar y reconfigurar la estructura de las creencias de nuestros clientes, ya que mediante este proceso, se identifican aquellas que pueden impactar positiva como negativamente en su crecimiento y en el logro de sus objetivos.

Al permanecer en el subconsciente, afectan la percepción que tenemos de nosotros mismos y del mundo que nos rodea: ¿Quiénes somos?, ¿cómo somos?, ¿quién es exitoso y quién no?, ¿en qué o en quién creo?. Dependiendo de si las creencias son potenciadoras o limitantes, nos empujan, apoyan, o por el contrario, nos frenan, obstaculizan e impiden nuestro desarrollo y aprendizaje. Tienen tal fuerza, que se convierten en una profecía autocumplida, conocido como el “Efecto Pigmalión”.

ÉimagesS6IESFYBste tiene su origen en una leyenda mitológica griega donde el rey Pigmalión esculpió una estatua con la figura ideal de la mujer. A Pigmalión le gustó tanto su obra que quiso que se convirtiera en un ser real. El deseo fue tan fuerte que hizo todo lo que pudo para conseguirlo. Pidió ayuda a Afrodita, la diosa del amor, la cual ayudó a que su sueño se hiciera realidad. Así nació Galatea, su mujer ideal.

“El Efecto Pigmalión” requiere de tres aspectos: creer firmemente en un hecho, tener la expectativa de que se va a cumplir y acompañar con mensajes que animen su consecución. Lo que es posible y lo que no es posible para mí, lo marcan mis creencias.

Dentro de las creencias limitantes podemos distinguir tres clases: • Las que se relacionan con la desesperanza: “No vale la pena esforzarse”, “¿Para qué lo voy hacer?”, “No importa lo que haga, todo seguirá igual”. • Las que se relacionan con sentimientos de impotencia, en las cuales los seres humanos creen que no se merecen ciertas cosas: “No podré alcanzarlo”, “No soy capaz”, “No tengo los recursos”. • Las que tienen que ver con el merecimiento: “Soy malo y no merezco nada mejor”, “No sé porqué me tomaron en cuenta para ese trabajo”.

creencias4Estas creencias ejercen un poderoso impacto que limita la capacidad de desarrollo. Como Coach debemos ayudar a nuestros clientes para que las identifiquen y las cambien por unas que impliquen esperanza en el futuro, percepción y sensación de poder, de capacidad, de valor y alta autoestima, en otras palabras, convertirlas en creencias potenciadoras.

Una creencia potenciadora es la actitud pujante que toma una persona debido a las situaciones que vive día a día, esta actitud los lleva a mirar siempre hacia adelante, buscando buenos resultados, siempre siendo perseverantes y creyendo en sí mismos, aplicando la frase SÍ PUEDO. “Felices son aquellos que sueñan y están listos a pagar el precio necesario para hacerlos realidad”, León Joseph Suenens.

creencias7 No sólo aprendemos a creer, también podemos desaprender las creencias limitantes. Para cambiar creencias negativas por positivas debemos, primeramente, identificarlas (para lo cual requerimos tener un conocimiento sobre nosotros mismos). Luego, analizar las consecuencias e impacto que causamos en los demás, las causas- efectos de qué, cómo, por qué. Hecho esto, decidimos hacer el cambio; debemos estar convencidos y comprometidos con el QUERER, aquí entran los deseos, las emociones y la motivación. El tercer paso consiste en VISUALIZAR el cambio deseado, empleando una serie de recursos, como la imaginación, la intuición, las posibilidades y la creatividad. Por último, debemos manifestar y expresar el cambio por medio de nuestras palabras y conductas, comprometerse con uno mismo a ACTUAR en función de nuestros valores, nuestra rutina y en el tiempo.

creencias5Nuestro estado de ánimo y nuestra actitud son importantes ante cualquier reto y cualquier experiencia.

Aprendamos a generar los cambios necesarios para realmente vivir. Si crees que tú puedes cambiar, cambiarás tu futuro. Creer es Crear. Elijas lo que elijas, lo que está claro es que todo dependerá de la experiencia que quieres tener en la vida y de que la hagas vibrar desde lo profundo de tu corazón.

Quiero terminar con la frase, “Aquello que puedes hacer o sueñas que puedes hacer, comiénzalo. La audacia tiene genio, poder y magia”, Goethe.

Este artículo cuando lo escribí fue publicado originalmente en la Revista Global Coaching Magazine en Octubre 2013 N° 16 http://globalcoachingmagazine.com COACHING ALTERNATIVO – CREENCIAS

Siboney Pérez V.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a SOMOS LO QUE CREEMOS

  1. anadiaz17 dijo:

    Nuestras creencias limitantes, son como maestros que nos enseñan, al superarlas nos llevan a tener creencias mas sólidas y potenciadoras sobre nosotros mismos, nos enseñan a ser mas fuertes emocionalmente y a conocer y descubrir nuestras capacidades, habilidades, dones, talentos, destrezas y virtudes, una vez superadas nos permite emprender el viaje para ayudar a otros a superarlas por si mismos. Mil gracias por compartir tanto conocimiento con nosotros.

  2. Gracias Siboney! Para mi, éste texto fué un despertar, en un caso especifico, en el dia de hoy…. lo necesitaba: “Aprendamos a generar los cambios necesarios para realmente vivir. Si crees que tú puedes cambiar, cambiarás tu futuro. Creer es Crear. Elijas lo que elijas, lo que está claro es que todo dependerá de la experiencia que quieres tener en la vida y de que la hagas vibrar desde lo profundo de tu corazón.”

    Seguire adelante….. todo depende de la experiencia que quiero tener!!!! Gracias

    • Siboney dijo:

      Hola Lourdes, gracias por leerme y qué bueno que lo que escribí te sea útil en un aspecto de tu vida o de tu día. Tu día depende de lo que tú quieras y decidas hacer con él y de cómo quieras sentirte. Tú tienes ese poder dentro de ti, confía en tus recursos y enfócate en el resultado que quieres ver y tener. Recibe un abrazo y feliz día!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s