¿HAY EN TU VIDA LUGAR PARA LA ESPERANZA?

un-rayo-de-esperanzaHace unos días vi una película titulada Last Vegas, con Robert De Niro, Michael Douglas, Morgan Freeman y kevin Klein. Sus personajes se encuentran en la edad de los 70 años; uno es soltero, otro casado, uno viudo y otro es divorciado. La historia transcurre cuando el soltero se va a casar y los amigos, que se conocen desde la infancia, le quieren organizar la fiesta de despedida de soltero. Lo interesante de la película es la actitud de estos personajes ante las circunstancias y la vida, cuando ya se encuentran en una etapa cercana hacia el final, en sus postrimerías.

Entonces, movida por el final de esta película, reflexioné acerca de ¿Si en nuestra vida le damos lugar a la Esperanza? Para ello acudí a una fuente inagotable de conocimientos e interpretaciones que es la mitología, específicamente, la mitología griega.

Las ricas, variadas y profundas historias y leyendas que conocemos como mitología nos hablan desde tiempos antediluvianos de lo insondable del alma (psyché) humana, de sus temores, anhelos, de sus luchas y pasiones; de todas las emociones que nos son propias y que pertenecen a la constelación de nuestro sistema de creencias y pensamientos. De ahí su importancia y el interés para la psicología.

Por eso quiero preguntarte ¿con cuánta frecuencia vives en estado de esperanza?

Revisemos primero ¿Cómo surge la Esperanza?, ¿Cuál es su origen desde el punto de vista mitológico?

pandoraLa primera mujer según la mitología griega fue el resultado de la discordia entre Prometeo y Zeus.

Se la llamó Pandora, su nombre significa “la que da todo”, porque los dioses le otorgaron todos los encantos y la belleza, por lo que su nombre significa todo-don. Zeus le entregó una caja que contenía todos los males del mundo y le prohibió enfáticamente que no la abriera.

Sin embargo, poco a poco la curiosidad por saber el contenido de la caja en la que los dioses habían escondido todos los males, fue creciendo en Pandora, hasta que llegó el día en que ya no lo pudo soportar y entonces la abrió, liberando con ello su fatal contenido, que se diseminó por todas partes; las enfermedades, la pobreza, vicios, locura, dolor hicieron su aparición para perturbar la existencia humana.

Asustada por lo que había hecho y por las fuerzas sombrías que había desatado, Pandora cerró inmediatamente la caja dejando sólo la Esperanza.

La Esperanza era lo único positivo, que ésta contenía, y que será siempre necesaria para luchar contra todos los pesares de la humanidad, para superar precisamente los males que acosan al hombre, por eso ella es lo último que se pierde.

¿Por qué la Esperanza venía junto con todos los males, acaso también es considerada un mal? ¿el hecho que haya quedado dentro de la caja qué implica?, ¿además, por qué Zeus dejaría la Esperanza, acaso para que siempre estuviese cerca del hombre cuando la necesitase, siendo ella su último refugio?

Según la mitología, la Esperanza es hermana del Sueño, que deja en suspenso nuestras penas y sufrimientos, pero también era hermana de la Muerte, que les pone fin.

Llama la atención que los antiguos griegos consideraran la Esperanza como un mal. Si leemos diferentes definiciones,  nos encontramos con todas tienen en común “el hecho de desear que algo se cumpla”.

  La Esperanza también puede ser considerada un bien, consuelo para los hombres en su dolor, en su miseria, en su estado de desánimo.

Este mito nos plantea que podemos utilizar nuestro libre albedrío globos-del-deseoy nuestra capacidad de imaginación, para contemplar la Esperanza de un modo positivo o negativo, a elección de cada uno, según el enfoque y los lentes que nos pongamos para observar la realidad que nos rodea. Podemos vivir en Esperanza o en Desesperanza. Dependiendo de cuál escojamos, nuestra vida y las emociones que desencadenemos, serán diferentes.

 Nadie dijo que las cosas son fáciles para todo el mundo todo el tiempo, y a veces la Esperanza pareciera ser la mejor forma de enfrentar una realidad no deseada, tal vez usándola como un recurso para evadir la realidad. ¿Cuántas veces escapamos de la realidad hacia mundos irreales, en lugar de luchar por hacer de tus días algo extraordinario, algo que tú te mereces?

Si canalizas la esperanza de conseguir algo y te enfocas en ese algo que quieres obtener, es un recurso importante para conseguir tus objetivos. Es el motor que se va a mover y te dará el impulso para conseguir tus propósitos. Teniendo esperanza, hay una mínima posibilidad, que sin ella no habría.

Es a lo que nos aferramos ante las adversidades que nos presenta la vida. Nos da en enfoque y reecuandre Resilientes. ¿Quizá es la Esperanza una ilusión?. De ilusiones también se vive y como dijo Calderón de la Barca “¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son”.

Roberto Dansie dice “Todo ser humano, para actualizar el mundo de sus potencialidades, tiene que encontrar lo que los antiguos llamaron “un camino con corazón.” Ese camino no los da el poder transformador de la Esperanza.

La Esperanza es una de las habilidades más importantes que puedes desarrollar para vivir mejor. “Es mejor viajar lleno de esperanza, que llegar”, dice un Proverbio japonés.

Cuando sentimos Esperanza sabemos que hay una respuesta; quizá no tenemos idea de cuál pueda ser, pero nos mantiene en marcha, en movimiento, aunque no nos proporcione un rumbo o una dirección concreta a seguir.

Al experimentarla, ya no nos sentimos extraviados, algo en nuestro interior dice: “sé lo que tengo que hacer”. La caja de Pandora está dentro de nosotros. La Esperanza vive, muere y revive varias veces en la vida, pero nunca desaparece.

Traigo unos fragmentos de la canción “Color Esperanza” de Diego Torres:

….Saber que se puede, querer que se pueda,

quitarse los miedos, sacarlos afuera,tutorial-logro-metas1

pintarse la cara, color esperanza,

tentar al futuro, con el corazón…

….Es mejor perderse que nunca embarcar,

mejor tentarse a dejar de intentar,

aunque ya ves, que no es tan fácil empezar.

Pandora, tal vez desató los males del mundo pero también nos dejó la Esperanza, que está por encima de todos esos males que escaparon. Ella permanece para dar consuelo al hombre, para sostener y elevar a la humanidad.

Todo lo que necesitas para tener Esperanza está en tu interior. ¡Nunca lo olvides!

Queremos que nuestros espíritus de guerreros, de buscadores de tesoros misteriosos, de hacedores de la magia de Ser y Estar en este mundo cada día, permanezcan vivos, vibrantes, enfocados en el horizonte de sueños y anhelos que estamos seguros podemos alcanzar. No los queremos estériles, aletargados ni muertos.

Gracias, Pandora.

image

Siboney Pérez V.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crecimiento Personal, Psicología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s