COMPROMISO ÉTICO Y CIUDADANO

gears-94220_640

En 1969 se realizó un experimento de psicología social, donde se dejaron 2 carros abandonados que eran iguales en cuanto a color, marca y modelo. Uno se dejó en el Bronx, una ciudad pobre y problemática de Nueva York y el otro en Palo Alto, California, que es una zona rica y tranquila. El carro que se dejó en el Bronx fue desvalijado por completo en pocas horas y lo que no se llevaron, lo destruyeron; por el contrario, el que se dejó en Palo Alto permaneció intacto. Ante esto, los investigadores decidieron romper los vidrios del carro y sucedió lo mismo que en el Bronx, se desató la violencia, robo y vandalismo.

Así se originó la “Teoría de las Ventanas Rotas”: El deterioro, desinterés, despreocupación, ausencia de reglas, de normas y leyes escala en actos cada vez peores y mayores que generan males mayores y degeneran el entorno. Generan un país, una cultura, una sociedad, una familia con ventanas rotas.

Como Ser Humano, Psicólogo y Coach, creo y siento que mi labor es la ser multiplicadora de una nueva visión de sociedad y por lo tanto, de país.

Hoy ante la realidad que percibo, siento que se nos escapa de las manos el futuro que como ciudadanos nos merecemos construir. Estamos rodeados de pesimismo, negativismo y antivalores que está corroyendo nuestras entrañas rápidamente; desde las más altas esferas del poder veo como el ejemplo va en una dirección contraria al discurso que como habitantes de esta tierra, escuchamos a diario y vamos tolerando y siendo cada vez más permisivos con estas conductas disfuncionales y a veces esquizofrénicas de quienes detentan el poder.

Sin embargo, lo que más me inquieta no es lo que estemos percibiendo o sintiendo con respecto a eso, sino, lo que de verdad me llama poderosamente la atención es lo que estamos haciendo o dejando de hacer con toda esta realidad. Los límites los ponemos nosotros como ciudadanos en todos los ámbitos de influencia en los que podamos intervenir, cada granito, cada acción es un paso para cambiar las cosas.

Dice un viejo refrán que “un palo no hace montaña”, puede ser cierto si la desesperanza, el desgano, la apatía se adueña de nuestros corazones y mentes para dejarnos desvalidos de sueños e ilusiones. La humanidad ha evolucionado sobre la base de pequeñas cosas que se hacen grandes, cuando mentes y visiones se amalgaman en una sola.

Un país con ventanas rotas, con muchas ventanas rotas y muy pocos parecen estar dispuestos a repararlas?, ¿muy pocos parecen querer cambiar las cosas para de verdad asumir el compromiso de todos tener una mejor sociedad?, donde no respetemos los derechos más elementales como el de la vida, salud, educación y libertades.

Portar, asumir y ondear las banderas de la sociedad que queremos no puede ser retórica o letra muerta. Cierto que conlleva riesgos y sacrificios, la pregunta entonces es ¿qué estoy dispuesta a dar y hacer para convertirme en un agente de cambio cuya onda expansiva y reacción en cadena, contagie a los demás?.

En mi trabajo, me encuentro con mucha desesperanza en cuanto a que en el país no hay nada que hacer, que lo mejor es irse al extranjero porque como están las cosas, vamos de mal en peor. Que la corrupción y la dejadez de las personas cada día es mayor y que “esto se lo llevó quien lo trajo”, “el último que salga que apague la luz”, “me voy de este país”, “prefiero limpiar pisos y baños en un país donde se respete mi vida y mis hijos puedan crecer en paz”.

Cuando escucho esto, me contagio de ese desánimo, siento que todo está perdido, que la desesperanza es poderosa, que dejamos pasar oportunidades, que a veces aramos en el mar, impotencia y rabia.

No puedo dejar de ver desidia, suciedad, falta de compromiso, pérdida de valores, falta de conciencia para entre todos aportar un granito de arena, malos ejemplos a todos los niveles e instituciones y organizaciones, personas con conductas disfuncionales como líderes.

Pero por otra parte, la moneda tiene dos caras y también oigo a diario que sí hay esperanza, que sí podemos hacer cosas buenas y diferentes, que estamos dando los primeros pasos, porque si estamos personas en esta país dando lo mejor de nosotros cada día para reparar las ventanas rotas que en todas partes se consiguen.

Un ejemplo de ello somos las personas que, desde nuestros espacios de influencia, nos estamos preparando para hacer las cosas mejores, crear un nuevo estado de conciencia y sembrar las semillas que germinará en un nuevo ciudadano. Un ciudadano ético, con valores, comprometido consigo mismo, su familia, su vecindario, su ciudad, su país y el mundo. Que de verdad actuemos desde lo ecológico y no desde el ego, que nos importe lo que le pasa al otro, como afirma la Filosofía Taoísta: “Somos Uno con el Universo”, cuando lo sentimos de esa manera, lo que le pasa al vecino, me pasa a mí, si le pasa al país me pasa a mí.

¿Qué he hecho y estoy haciendo para cambiar las cosas y ser agente de transformación?, ¿Qué he hecho o qué haría con las ventanas rotas encontradas en el camino?

Doy el ejemplo en los talleres, charlas y cursos que dicto. Sé que tengo la oportunidad de llegarle a muchas personas, y sé, que al menos a una de ellas, he logrado impactar para que esté conmigo en esta “Cruzada Evangelizadora”.

Modelo valores de honestidad, puntualidad, limpieza y orden, amor e identidad en las actividades que realizo.

Doy charlas de valores y Ética personal.

Promuevo la cultura de una visión de futuro y sentido de vida.

Me comprometo con lo que digo y hago.

Defiendo las cosas en las que creo.

Realmente quiero hacer y dejar un mejor país y una mejor sociedad, ser como ese joven que salvaba estrellas de mar devolviéndolas al agua; ellas regresarán de nuevo a la arena porque las olas son más fuertes, pero su acción no será en vano, al menos una se podrá salvar.

Siboney Pérez V.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crecimiento Personal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a COMPROMISO ÉTICO Y CIUDADANO

  1. Ligia M Cabeza dijo:

    Muy oportuno este aporte que haces, esta es una realidad q se vive a mayor o menor escala en muchas partes, tristemente hemos caido en la apatia y la desidia con los hechos de nuestro entorno, en una realidad cotidiana donde ya no nos mueve los abusos y la muerte, donde estamos en una zona de confort xq “a mi no me ha pasado”; donde “yo no me meto porque no es asunto mio” son frases comunes; pero deberia tocarnos y deberia dolernos xq es parte de nuestro ser como sociedad, como compratriotas. Pienso que el primer paso para el cambio esta en nuestro interior no es quien da el primer paso, sino soy yo quien debo darlo, para mi muchos de los problemas parten de la educacion y no me refiero unicamente a la escolarizada, sino a la educacion en el seno del hogar, la enseñanza primordial debe ser la que se recibe en casa en los primeros años de vida el enseñar el respeto a los demas, de los niños a los mayores y a sus iguales, si toleramos y admitimos que el niño le diga groserias a un adulto, hermano o amiguito porque se le oye “lindo”, estamos inculcando la falta de respeto, si dejamos que un niño le levate la voz a otra persona o le levate la mano sin nosotros decir nada, se pierde el valor de la vida del otro, que estamos construyendo en esa persona que va a ser el futuro de nuestra sociedad? No se puede escurrir el bulto y dejar enseñanzas promordiales del hogar en manos de terceros. El grano de arena mas importante para construir el cambio debe en mi concepto ser el ejemplo, el que damos cada dia a quienes nos rodean, si respondemos violentamente a todo lo que no va con nuestra forma.de pensar es lo que estamos enseñando, el dialogo y el respeto por los demas debe ser el inicio para la resolucion de los conflictos no la violencia. Si yo no empiezo cambiando mi actitud, como pretendo que los demas cambien la suya si es lo que yo estoy proyectando. Cuando empecemos a demostrar el respeto por la vida del otro, por la.naturaleza que nos rodea empezamos a construir, cuando empecemos a sentir lo que el otro siente empezamos a construir porque como bien lo dijiste, todos somos parte de uno.

    • Siboney dijo:

      Cien por ciento de acuerdo con lo que dices. Hay que comenzar desde la infancia.
      El cambio comienza por nosotros mismos y de allí se expande como las ondas en el agua. Su efecto es multiplicador

  2. Gilbert Paredes dijo:

    Ciertamente oportuno tu comentario; y sí, hay dos caras de la moneda, y en la que pertenezco, luchamos día a día, para que desde adentro, los valores, ética, respecto, amor, Compromiso y Responsabilidad, sea la punta de lanza en todo lo que hacemos. No dejar de perder la Fe, La esperanza, de que la Justicia Divina, siempre llega y tiene la Razón; y que reine como una luz inagotable, en nuestro corazón, y de fortaleza y madurez, en todo lo que heredamos de nuestros ancestros, para que su Raíz siempre perdure y sea la base para nuestras generaciones de Relevo. Aunque parezca a veces que no se hace nada, la fuerza, siempre va por dentro, y nuestra lucha es de preservarla, para ver en esto momentos de gran adversidad, como se enfrentan en su defensa esas generaciones (Hijos, amigos, familiares y en muchos casos, nosotros). El mantener esa luz, desde sus raíces, es nuestro Deber y Aporte; Potenciarla a otros es nuestra Meta. Cómo decía Mi Padre, que dios lo Tenga en su Gloria, EL EQUIPO SIEMPRE GANA…!!!, Venezuela somos TODOS, pero el mejor EQUIPO, es el que esta del lado de la Historia, Luchando por esa Luz y su Justicia. El Preservar nuestros valores, es nuestro aporte, como venia diciendo, y el efecto mariposa, es lo que hacemos todos los días, cual campaña de analfabetismo, incorporando cada vez más, personas con sentido de pertenencia, motivados y capaces de preservar esa Luz…!

  3. Siboney dijo:

    Asé es, el camino está lleno de curvas, baches, piedras, lo importante es mantener esa fe, la esperanza y la convicción que la justicia divina siempre triunfa. Todo lo que mencionas tiene que ver con la resiliencia, debemos inculcarla y modelarla para continuar y perseverar a los fines de dejar un mundo mejor.

  4. Sheyla Salas dijo:

    Muy bueno Sibyl! Excelente reflexión y análisis, esto se trata del trabajo en equipo, del aporte de cada quien desde su entorno, del esfuerzo continuo y de la certeza de que cada grano de arena contribuirá a construir el país que merecemos y deseamos!

    • Siboney dijo:

      Gracias Sheyla, así es, creo que sí trabajamos en equipo y cada quién aportando desde dónde puede y sabe, podemos contribuir para hacer un gran país. Es un trabajo que tenemos que hacer todos.

    • Siboney dijo:

      Gracias Sheyla. Así es, contribuir desde donde sabemos es contribuir con nuestro grano de arena para hacer un mejor país. Cada quien aportando su granito de arena lo puede hacer posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s